over 1 year ago

Hace unos años resguardo un correo de un amigo, que me invitaba a una fiesta privada afuera de lo habitual. A continuación de mandarnos unos cuantos mensajes más, me comentó que era una festín que se hacía para un grupo elegante de personas y que cada x tiempo, cada miembro del club podían llevar a un asistente y que él había pensando en llevarme a mi.

Ya que por aquel año estaba soltera y desprovisto compromiso, acepte sin dudarlo. Mi amigo me explico que había que ir bien vestida, que tendría que llevar un observación de enfermedades de transmisión sexual para ver que estaba limpia y que iría preparada para todo, eso fue todo lo que me dijo en el correo.

La hebdómada inferior, un viernes por la noche, morapio a mi casa a buscarme y nos dirigimos a la elegancia de la ciudad. Entramos al parking de un pomposo y colosal edificio lleno de cristales, allá aparcamos y nos dirigimos a una puerta en donde tuvo que meter un códice para poder entrar. Adentro había dos guardias de seguridad que le pidieron a mi amigo las invitaciones, él se las mostró y nos dieron dos máscaras blancas y nos dejaron pasar. Hecho esto subimos en el ascensor hasta el empedrado 17.

El resumen de la historia x

– Si quieres ponte la mascara, es para camuflar la identidad de todos. Si ves gente con una máscara blanca tal las nuestras, quiere decir que son invitados, a modo nosotros, con los que no puedes hacer ausencia que ellos no quieran, desprovisto incautación, todas las personas que lleven máscara negra, puedes hacer con ellas lo que quieras, sexualmente hablando, están cerca para dar placer a los demás.

– ¿De verdad? – pregunté

– Si, si, esto es una orgia organizada por gente que le encanta disfrutar y por eso invitan a gente para que se vaya introduciendo en el grupo pero desprovisto ser forzados. – me respondió mi amigo

El montacargas, llegó al empedrado numero diecisiete y abrió las puertas, nos colocábamos las máscaras y entramos. La luz era floja, las paredes tenían muchos espejos y grandes columnas blancas cada varios metros. Me dio la creencia de estar entrando en un una festín romana.

Al llegar a la salida del final del pasaje, entramos a una gran sala blanca, aunque las bombillas era de un color amoratado y de baja entusiasmo, lo que le daban a la sala un punto misterioso. En la sala había muchos sofás negros con gente sentada que estaba hablando o teniendo erotismo en medio de ellos. Todos el mundo llevaba su máscara.

– Voy a cumplir a unos amigos, date una vuelta y diviértete, luego nos vemos – dijo mi amigo mientras desparecía de por medio la oscuridad.

Yo estaba muerta de vergüenza y escaso saber que hacer o a donde ir, decidí caminar pegada a la dique para no perderme y así poder ver el atmósfera que había por toda la sala. De esa forma, llegué a un canapé en el que pude ver a un hombre con máscara blanca, que era cabalgado por una rubia de máscara negra. Él se limitaba a mirarla mientras ella era la que hacia todo, hasta que empezó a chuparle los pezones y pellizcarselos con fuerza.

Seguí rodeando la sala, hasta que llegué a una de sus esquinas, alla vi a una africana con una lenceria demasiado bonita y con la mascara negra, estaba atada de manos y pies por unas esposas acolchadas mientras un hombre exento mascara le hacia sexualidad digestivo.

Segui dando vueltas por la sala hasta que me fui a la barra, me pedi una coctelera de 5 litros y me sente en un sofa vacio adonde me la comence a beber, de inesperadamente llegó a mi sofa un hombre alto y dorado, con una mascara blanca que no podían camuflar sus ojos azules.

Me preguntó si estaba preparada para disfrutar, yo le joya que si, paulatinamente nos fuimos desnudando, su cuerpo era increíble su zona intestinal lleno de videos gratis porno y sus oblicuos estaban mucho marcados, ese chico debía de ser jugador, estábamos los dos en ropaje interior, el me quito el sostén mientras yo tocaba su envoltorio, lo que había cerca abajo solitaria pinta de ser grande y gordo, le baje sus bragas y en efecto, le mediría unos 22 cm y era conveniente gorda, el se agacho para quitarme el tanga mientras yo le acariciaba su ensortijado filamento pelirrojo.

En el video xxx que comentaba mi madre

Me cogió y me tumbo en el diván me abrió las piernas con delicadeza y comenzó a jugar con su lengua y mi clítoris, yo empezaba a estar sobrado húmeda, mientras me lamia el clítoris me tocaba los pechos con sus manos, yo mientras tanto le masajeaba su cabeza, de súbitamente lo pare y le joya que se sentara en el diván, empece a chuparle el gollete y fui bajando poco a poco hasta llegar a su miembro, que estaba bien erguido, me lo introduje suavemente en la boca y comencé a mamársela, yo podía escuchar sus pequeños jadeos y al levantar la mirada veía su cara de placer y eso me ponía asaz cachonda, seguí dándole a su moza inclusive que el me descanso y me volvió a tumbar en el canapé me volvió a comer el coño y me dijo que cuando estuviese preparada que le avisara, pasados tres minutos le colgante que hoy estaba mas que preparada.

Me puse a cuatro patas, el me sujetó por las caderas y empezó a penetrarme exiguo a carente y asaz despaciosamente para no hacerme daño, pero estaba tan empapada que no sentía congoja, así que le joya que aumentara el ritmo, no se como lo hacia pero estaba empezando a sentir mucho placer, así que empece a lamentarse, tan sólo la tonalidad de la sala ahogaba un corto los gritos de placer. A los pocos minutos de existir disfrutando de aquel placer, noté a modo el subía el ritmo de una manera colosal, por lo cual sabia que se iba a correr hoy, así que le pedí que acabara en mi espalda, actualmente que no llevaba profiláctico, empece a notar como su bálano se llenaba de esperma y como lo saco y empezó a correrse en mi espalda mientras gemía de placer, la corrida fue mucho grande, el leche escurría por mis caderas, pero el chico cogió una toalla limpia que había allí y me limpio, fue un polvo corto bien que intenso, yo no había acabado llegar al culminación, pero quedaba muchos chicos y tenebrosidad por delante.

En un sofá me encontré a una chica asiática que estaba siendo penetrada por dos hombres a la vez, uno le penetraba la vagina, mientras el otro le practicaba erotismo rectal, la chica no paraba de gemir de placer mientras se lama un pezón.

Seguí caminando hasta que llegue a una zona llena de colchones en el suelo, allí habría unas 20 personas, la mayoría eran hombres, solo había siete mujeres, así que decidí unirme a ese grupo, anteriormente de aparecer a jugar le pregunte a una chica que era lo que se hacia lejos ella me dijo que era una orgía que empezarían a tener sexo a lo grande, que era para los mas atrevidos y que no tendrían tapujos, yo al principio me asuste un disminuido, pero incluso tenia el calenton del polvo precedente, así que quería agotar la tenebrosidad bien complacida.

pornogratis para todos los adultos

De inesperadamente la gente empezó a meterse mano, a masturbarse, yo no sabia a por quien ir ni que hacer, la chica a la que le había preguntado primitivamente me vio dudar y morapio hacia mi y comenzó a tocarme con sus gordo, yo me tumbe con mis piernas abiertas mientras ella tocaba con sus gordo mi clítoris yo soltaba gemidos falto parar, de repente le pedí hacer un 69, ella me dijo que no se lo pidiera, que lo haría directamente, así que la tumbe y le puse mi chochito en la boca mientras yo empezaba a jugar con mi lengua en el suyo, en esto que saliente un poco y vi a modo había un grupo de chicos masturbándose mientra nos observaban y eso hizo que me pusiera como una moto, empece a meterle el anular en el coñito a mi compañera, la escuche plañir al hacerlo, ella hizo lo mismo con su índice, estábamos muy calientes así que decidimos meternos dos índice y darle ritmo mientras a la vez que nos penetrábamos con los anular jugábamos con nuestras lenguas, yo estaba disfrutando muchísimo pero necesitaba urgentemente una muchacha así que pare y me saliente, prontamente le hice con el índice a un chico de los que se estaba masturbando que vendría el chico sonrió y morapio enseguida, exento pensárselo dos veces me penetro y empezó a embestirme con su pene, mi compañera hizo lo mismo y llamo a ajeno chico, pero ella se balanceo y mientras yo le comía su coñito, ella le mamaba la polla al chico, era la primera vez que yo hacia algo así pero cada vez disfrutaba mas y no tenia limites, así que le dije al chico que necesitaba a otro que me penetrara a la vez el culo, el chico llamo a demás y acá estábamos yo siendo penetrada por mis dos orificios mientras le lamia el clítoris a mi compañera y ella a la vez mamando una polla.

La autenticidad que estábamos dando el show, pero de eso se trataba esa fiesta, yo me estaba sorprendiendo de a en que podía llegar, de repentinamente cambiamos de posicion, yo estaba como de cuclillas mientras un chico estaba tendido penetrandome el culo y el ajeno lo hacia por el chocho, mi compañera estaba a cuatro patas siendo penetrada por detras y mamando una muchacha a la vez, pero estábamos juntas, yo con una mano tocaba uno de sus pechos, de repente un hombre de los que se estaba masturbando se acerco y se corrió en mis tetas, eso me gusto asi que le agarre su miembro y empece a mamársela fuerte para tragarme sus ultimas gotas, de repentinamente empece a sentir un capricho increíble me iba a correr y notaba a modo los chicos que me estaban penetrando asimismo empece a gimotear muchísimo inclusive que mi vagina empezó a contraerse y un sudor frió me recorrió la espalda, los chicos se corrieron en mis tetas pero incluso quedaban unos cuantos, mi compañera se incorporo a mi y empezó a lamer mis pechos llenos de leche, los hombres a medida que se iban a correr iban acercándose y corriéndose en mi boca y en la de mi compañera, hasta que quedamos cubiertas de simiente.

Ya posteriormente de esto decidí ir a la lluvia, mi noticia amiga me acompaño, nos duchamos juntas, por lo que aprovechamos para darnos un carente de placer, la aseveración que nunca me había sentido atraída por una chica, pero esa tenebrosidad florecieron en mi sentimientos que nunca había sentido, le di mi numero y me fui a buscar a mi amigo.

Lo encontré en la salida esperándome mientras la vuelta a casa estuvimos hablando de todo lo suceso, el dijo que lo había pasado en grande, que había hecho un trió increíble con dos rumanas, yo le colgante que lo había pasado asaz bien, que muchas gracias por la experiencia y que me hice de aquel sociedad, que a partir de ese alba, llevaría una mascara negra.

Con respecto a la chica, quedamos durante 2 años, estuvimos yendo al casino por poco todos los fines de semana, inclusive que allí conocí a un chico con el que empece a salir y con el que ahora estoy casada.

incestos
porno amateur
culos xxx
vídeos de lesbianas
mamadas gratis
videos tetas
porno tubes
chochos negros
mulatas xxx
caza culos
beeg.com
redtube.com
videosporno

← Una historia real Mi primera vez →